miércoles, 27 de mayo de 2015

Cupcakes de limón

Buenos días! Que os parece si hoy horneamos unos cupcakes de limón muy primaverales para un día soleado como el que tenemos hoy?
Hace tiempo mi amiga Verónica me regaló un kit de cápsulas y toppers para cupcakes y aún no lo había estrenado. Pues el sábado pasado fue el día! Mirad que monos han quedado :)



Son de limón, tanto el bizcocho como la crema. Estaban riquísimos, espero que os gusten. Ahí va la receta.

. Ingredientes:

. 140 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
. 150 gr. de azúcar
. 2 huevos L
. 120 gr. de harina
. 1/2 cucharadita generosa de levadura en polvo
. La ralladura de un limón
. 2 cucharadas de leche

Para la crema
. 140 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
. 140 gr. de azúcar glas
. El zumo de 1/2 limón pequeño

. Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC. Preparamos una bandeja con huecos para 12 magdalenas y colocamos una cápsula de papel en cada hueco.

Cortamos la mantequilla en trozos y la ponemos en un bol. La batimos un poco a velocidad media (1-2 minutos aproximadamente) y añadimos el azúcar. Cuando se hayan mezclado bien agregamos los huevos uno por uno. Seguimos batiendo hasta que los tres ingredientes se hayan integrado por completo.

En un bol tamizamos la harina con la levadura y la añadimos a la mezcla anterior. Seguimos batiendo hasta que se haya integrado la harina por completo. Por último añadimos las 2 cucharadas de leche y la ralladura de limón. Batimos hasta obtener una masa homogénea.

Repartimos la masa en las cápsulas con ayuda de una cuchara de helado, llenándolas hasta 2/3 de su capacidad. Horneamos durante 15-18 minutos, o hasta que al insertar un palillo éste salga limpio.
Las dejamos templar en el molde durante 5 minutos y después las pasamos a una rejilla para que se enfríen del todo. Mientras preparamos la crema de limón.

Cortamos la mantequilla en trozos y la ponemos en el bol de la batidora. Batimos a velocidad media durante 1 minuto. Después añadimos el azúcar glas tamizado y seguimos batiendo durante 5 minutos más (se mezcla más rápido y mejor si primero batimos un poco la mantequilla y después añadimos el azúcar glas).  A continuación añadimos el zumo del medio limón. Seguimos batiendo a velocidad media hasta que nos quede una crema suave, esponjosa y homogénea. 

Ponemos la crema en una manga pastelera con una boquilla de estrella y decoramos los cupcakes. Yo esta vez he usado una boquilla pequeña de estrella cerrada para decorarlos, los he puesto unos toppers muy primaverales y... voilá! Unos cupcakes deliciosos!




miércoles, 20 de mayo de 2015

Cupcakes de kinder bueno

Buenos días a tod@s, como llevamos la semana? Espero que muy bien, además de aquí a nada volvemos a estar en fin de semana :)

Pero aún estamos a miércoles, y como todos los miércoles toca nueva receta en mi blog. Esta vez es dulce, que con esto de la operación bikini últimamente subo más recetas saladas que dulces, y tampoco es eso... Que como dice el refrán, de vez en cuando a nadie le amarga un dulce! Y menos un dulce como este, con sabor a kinder bueno!!
He de decir que cuando yo era más pequeña y salía por ahí los sábados y los domingos a dar una vuelta con mis amigas, no había día que no me comprara un kinder bueno, me encantaban!! La chica de la tienda de chuches ya sabía lo que quería en cuanto me veía entrar por la puerta, jeje.

Hoy en día aún me siguen gustando un montón, pero me contengo las ganas de comprarlos cada vez que los veo en el super... ya no puede una estar comiendo kinder buenos a todas horas!
Pues bien, una vez contada mi adicción a estas barritas, vamos con la receta de hoy, que es de unos maravillosos (sí, sí maravillosos!!) cupcakes de kinder bueno. La receta es de Alma Obregón.

Había dos opciones para hacer la crema, una más rápida y fácil y otra un poquito más complicada. Yo he elegido la fácil (por falta de tiempo más que nada). Pero he dejado más abajo el enlace a la receta en la página de Alma por si alguien quiere probar a hacer la otra opción.
Yo un día probaré a hacerla, porque si la versión rápida ya está super deliciosa, no quiero ni pensar como estará la otra!
Aquí va la receta y las fotos de como me quedaron. ¿A que tienen buena pinta?



. Ingredientes:

. 2 huevos L
. 115 ml. de nata líquida de cocinar
. 100 ml. de aceite de girasol
. 20 ml. de melaza
. 120 gr. de azúcar moreno
. 120 gr. de harina
. 35 gr. de cacao en polvo
. 1 y 1/2 cucharadita de levadura en polvo
. 2 kinder bueno (es decir, 4 barritas)

Para la crema
. 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
. 250 gr. de azúcar glas
. 2 cucharadas de pasta de avellana italiana
. 1 cucharada de leche (opcional)

Para decorar (opcional)
. Fideos de chocolate
. Más kinder buenos

. Preparación:

Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
Mezclamos bien los huevos, la nata, el aceite, la melaza y el azúcar moreno. Reservamos.
En un bol aparte, tamizamos la harina con el cacao y la levadura. Incorporamos esta mezcla a la mezcla anterior. Añadimos los kinder bueno troceados. Repartimos la masa en las cápsulas de papel con ayuda de la cuchara de helado, los llenaremos hasta 2/3 de su capacidad. 

Horneamos 20-22 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salgan unas poquitas migas pegadas (muy poquitas). Dejamos templar unos minutos en el molde y luego enfriar del todo sobre una rejilla.


Mientras vamos preparando la crema. Yo he hecho la versión "fácil" de la crema, porque no tenía mucho tiempo (otro día intentaré hacer la "complicada", je). Os dejo aquí el enlace a la receta original de Alma, por si alguien quiere hacer la otra crema. Os explico la mía.


Cortamos la mantequilla en trozos y la ponemos en el bol de la batidora. Batimos a velocidad media durante 1 minuto. Después añadimos el azúcar glas tamizado y seguimos batiendo durante 5 minutos más (he comprobado que se mezcla más rápido y mejor si primero batimos un poco la mantequilla y añadimos después el azúcar glas). Si ves que no se acaba de integrar bien, puedes añadir una cuchara de leche. A continuación añadimos las dos cucharadas de pasta de avellana italiana. Seguimos batiendo a velocidad media hasta que nos quede una crema suave y homogénea. 


Descorazonamos los cupcakes y los rellenamos con la crema. Después ponemos la crema en una manga pastelera con boquilla de estrella y decoramos los cupcakes a nuestro gusto.

Para que nos queden más chulos podemos espolvorear con unos fideos de chocolate y colocar un trocito de kinder bueno en cada cupcake. 





miércoles, 13 de mayo de 2015

Pizza integral baja en calorías

Pues sí, habéis leído perfectamente bien: pizza integral baja en calorías, a que parece increíble?! Pues no lo es!! Y es que... ¿A quien no le gusta la pizza? Seguro que hay muy pocas personas a las que no les guste. A mí personalmente me encanta!!

Pero es cierto que no se puede abusar de ella, porque las calorías que ingerimos al comernos un par de porciones ya son bastante considerables...
Y ahí es donde entra la receta de hoy. Una pizza no tiene porqué ser hiper-mega-calórica. Y es que todo depende de la masa que usemos y los ingredientes que pongamos por encima.

La masa la he preparado con harina integral y para la cobertura he usado unos ingredientes bajos en grasas y en calorías. Y os puedo asegurar que no renunciamos para nada al sabor, ni os daréis cuenta de que es una pizza integral porque queda deliciosa!


Así que ya no hay problema para no disfrutar de una buena pizza de vez en cuando, aunque estemos a dieta! Podemos hacer esta receta y comernos unas porciones sin tener tantos remordimientos después ;) Espero que os guste.


. Ingredientes: (para 3 masas de pizza)

Para la masa
. 450 gr. de harina integral
. 1 cubito de levadura fresca (25 gr.)
. 1 cucharada sopera de aceite de oliva
. 1/2 cucharada sopera de sal fina
. 320 ml. de agua a temperatura ambiente + un poco más para disolver la levadura

Para el relleno
. Tomate de untar, marca Hacendado (he puesto foto más abajo). También puedes usar tomate natural.
. Requesón
. Un poco de mozzarella rallada
. Bacon de pavo (o jamón de pavo)
. Orégano seco

. Preparación:

1. En un bol grande mezclamos la harina integral con la sal, haciendo un volcán en el medio.

2.En un cuenco aparte, disolvemos la levadura en un poco de agua a temperatura ambiente. Cuando se haya disuelto lo echamos en el agujero que hemos hecho en la harina.

3. Inmediatamente después agregamos la cucharada de aceite de oliva. Mezclamos un poco con ayuda de un tenedor.


4. A continuación vamos añadiendo el agua poco a poco, mientras seguimos mezclando bien todos los ingredientes.

5. Una vez hayamos añadido todo el agua y hayamos mezclado los ingredientes, seguimos amasando con las manos, hasta obtener una  masa homogénea y sin grumos.
Yo aconsejo amasar durante unos 8-10 minutos, sacando la masa del bol y poniéndola en una superficie de trabajo más amplia para poder estirarla y amasarla mejor.

Cuando tengamos nuestra masa hecha, la ponemos en un bol o plato grande y la cubrimos con un paño húmedo durante 45 minutos.

Pasado ese tiempo la masa habrá doblado su tamaño. La separamos en tres bolas y, si no las vamos a usar inmediatamente, las podemos envolver en film transparente y meterlas en la nevera hasta el momento de usarlas. También se pueden congelar.

Cuando llegue el momento de hacer la pizza, precalentamos el horno a 200ºC.


6. Cogemos una bola de masa y la extendemos sobre una superficie de trabajo previamente enharinada. La estiramos hasta que quede de unos 5 mm de grosor, más o menos. La pinchamos repetidas veces con un tenedor para que no suba en el horno, y la ponemos sobre un papel vegetal. La horneamos durante 6-7 minutos. Pasado ese tiempo, la sacamos y empezamos a echar los ingredientes por encima.

7. Extendemos el tomate por encima de la masa (pongo foto a continuación de la salsa de tomate que yo he usado). Sobre el tomate echamos el requesón.


8. A continuación cortamos las tiras de bacon de pavo en trozos y las disponemos sobre la pizza. Después repartimos un poco de mozzarella rallada sobre la pizza, pero no demasiado. Por último espolvoreamos orégano seco al gusto.

9. Horneamos la pizza durante 5-6 minutos, o hasta que el queso se funda.

Ya tenemos lista nuestra pizza. Solo queda disfrutarla sin el remordimiento de estar comiendo demasiadas calorías ;)




miércoles, 6 de mayo de 2015

Salmón marinado

Muy buenos días a todos! Además que hoy si que son buenos, con sol y buena temperatura (al menos por Toledo). Y ya estamos a miércoles (como se pasan los días...), así que ya va quedando menos para el fin de semana, que en mi caso, es cuando más tiempo tengo para meterme en la cocina y hacer nuevas recetas. Aunque ya os digo que la receta de hoy no requiere de mucho tiempo.

En mi casa siempre nos han gustado mucho los ahumados: la trucha ahumada, bacalao ahumado, salmón ahumado... En navidades nunca faltan, en especial el salmón. Me encanta hacer canapés de salmón ahumado. Pues bien, hace tiempo que mi madre empezó a hacer salmón marinado, y desde entonces casi siempre lo solemos tener en casa.

Es muy sencillo de hacer, no requiere de mucho tiempo y nos aguanta bastante tiempo en la nevera. Además es muy socorrido porque podemos comerlo de infinitas maneras.
A mí me gusta mucho comerlo en forma de canapés, como estos que os muestro en la foto. Pero ya iré publicando algunas recetas más donde poder usarlo. Espero que os guste ;)



. Ingredientes:

. Una cola de salmón abierta en dos mitades y sin lavar (entre 400-500 gr.)
. Azúcar y sal a partes iguales (aproximadamente 3-4 cucharadas soperas de cada, bien colmadas)
. Aceite de girasol

. Preparación:

1. En un cuenco mezclamos bien el azúcar y la sal. Cogemos las dos partes de la cola de salmón (que debe estar sin lavar) y las cubrimos bien por ambos lados con la mezcla de azúcar y sal.

2. Una vez tengamos el salmón bien cubierto, lo ponemos sobre una rejilla con un recipiente debajo para que escurra bien. Lo pondremos con la piel hacia abajo.

3. Cubrimos el salmón por encima con un trozo de film transparente.

4. Sobre ello pondremos algo que pese, como unos cartones de leche. Lo dejaremos en el frigorífico durante aproximadamente 24 horas.

5. Pasadas las 24 horas, lo sacamos del frigorífico y lo lavamos bien. Una vez lavado, lo secamos bien con un poco de papel de cocina y lo ponemos sobre una tabla de cortar, con la piel hacia abajo. Con un cuchillo bien afilado, vamos cortando el salmón en trozos finitos.


6. Ponemos los trozos de salmón en un recipiente y añadimos aceite de girasol, lo suficiente para que el salmón quede bien cubierto.


Y ya está, ya tenemos nuestro salmón marinado. Estando en el aceite y en el frigorífico, nos puede aguantar entre 2 y 3 semanas.

Como ya he dicho al principio de la entrada, el salmón marinado es muy socorrido y lo podemos usar en mil platos distintos. Por ejemplo haciendo unos canapés como estos. Espero que os haya gustado la receta de hoy ;)



miércoles, 29 de abril de 2015

Fresas con chocolate

Ya se está terminando la época de fresas y es una pena, porque es una fruta que me encanta. Además las puedes comer de infinitas maneras: las puedes comer solas, con leche, con zumo, en batido, con nata, con leche condensada, con chocolate... y esta última manera es como las he hecho yo esta vez, con chocolate!

Es tan fácil como bañar las fresas en chocolate derretido, y nos queda un postre delicioso! Espero que os guste :) 



. Ingredientes:

. 250 gr. de fresas
. 150 gr. de chocolate negro
. Unos trozos de chocolate blanco (opcional)

. Preparación:

Lavamos bien las fresas, pero no les quitamos las hojitas verdes (quedarán más bonitas a la hora de presentarlas si dejamos las hojas). Las escurrimos y secamos bien.

Mientras ponemos el chocolate negro en un bol y lo derretimos al baño maría o en el microondas, removiendo de vez en cuando (si lo derretimos en el microondas lo haremos a intervalos de 30 segundos para que no se nos queme).

Una vez derretido, vamos bañando la fresas una a una. Las cogemos de la parte superior y las sumergimos en el chocolate hasta la mitad o un poquito más. Las vamos colocando en una rejilla para que suelten el exceso de chocolate y éste se vaya enfriando y se endurezca. 

Una vez el chocolate se haya endurecido. Y ya las tenemos listas para comer.


Pero si queremos que nos queden más chulas aún, las podemos hacer rallas con chocolate blanco siguiendo estos sencillos pasos:


1. Una vez que tengamos las fresas bañadas en chocolate negro y éste se haya enfriado por completo, vamos derritiendo el chocolate blanco. 

2. Una vez derretido lo metemos en una bolsita de plástico, haciendo un agujero muy (pero que muy) pequeño en una esquina. Enrollamos la parte de arriba para que no quede aire en la bolsa. 

3. Con cuidado vamos haciendo rallas sobre las fresas, apretando ligeramente la bolsa para que el chocolate blanco salga poco a poco. Y no hace falta ni mucho menos que las rallas salgan perfectas (como podéis comprobar las mías no lo son, je). Simplemente es para darles un poco más de color y queden más bonitas.