miércoles, 6 de diciembre de 2017

Bombones navideños de chocolate con leche y almendras

¡¡Buenos días!! Se que he estado desaparecida durante un par de semanas (reconozco que a parte de la falta de tiempo es que he estado un poco perezosa para publicar...). Pero he aprovechado este tiempo para hacer recetas navideñas, así que en este mes recuperaré las semanas que he estado ausente seguro!
Y es que cuando se va acercando el mes de Diciembre apetece mucho encender el horno para hacer dulces navideños. Ese olorcito que se queda en toda la casa después de hornear unas galletas de mantequilla, de jengibre, o un bundt cake de turrón... no tiene precio, huele a Navidad!!

Pero la receta que os traigo hoy no es de horno. Son unos bombones de chocolate y almendra super fáciles y riquísimos. Si eres amante del chocolate como yo seguro que te encantan. ¡Además son un regalo estupendo! Ahí va la receta, espero que os gusten 😉


. Ingredientes: (para unos 16 bombones)

. 150 gr. de chocolate con leche
. Un puñadito de trocitos de almendra (unos 12-15 gr.)

Necesitaremos:
. 1 molde para bombones con motivos navideños (el mío era de estrellas)
. 1 bol apto para microondas
. 1 pincel de uso culinario
. papel celofán de color rojo o verde para envolverlos (opcional)

. Preparación:

1. Troceamos el chocolate y ponemos todo en el bol excepto 3 ó 4 onzas. Lo calentamos en el microondas en intervalos de 25-30 segundos para que no se queme. Cuando esté derretido del todo echamos las onzas que hemos dejado fuera y removemos bien para que se derrita todo por completo.

2. Con ayuda de una cucharilla ponemos un poco del chocolate en cada una de las cavidades del molde para bombones, que se llene solo el fondo. Con ayuda de un pincel repartimos el chocolate alrededor de cada cavidad, que queden bien cubiertos todos los bordes por una capa fina de chocolate.

3. Metemos en el frigorífico unos 10-15 minutos, hasta que el chocolate se haya enfriado por completo. Mientras separamos 75 gr. del chocolate derretido en un bol aparte y agregamos los trocitos de almendra. Mezclamos bien.


4. Sacamos el molde de la nevera y con ayuda de una cucharilla rellenamos las cavidades con la mezcla de chocolate y almendras. Llenaremos hasta un poco más de la mitad.

5. Por último, con el chocolate restante terminamos de cubrir las cavidades hasta arriba (no importa que se salga el chocolate, una vez frío se quitará bien). Alisamos un poco con una espátula o con el borde de un cuchillo liso. Metemos en la nevera durante 1 hora más o menos, hasta que el chocolate se endurezca por completo.

6. Yo los he envuelto en trozos de papel celofán de color rojo, como si fueran caramelos. ¡Quedan geniales para regalar!